En los arrendamientos compruebe el aval.

por AGF Administradores de Fincas

En los arrendamientos de inmuebles es habitual que el propietario solicite, además de la fianza, un aval bancario que garantice el pago de las rentas mensuales. Asimismo, en algunas operaciones comerciales también es habitual formalizar avales (por ejemplo, en los contratos de suministros).

Pues bien, si en alguna ocasión un deudor otorga un aval a su favor, asegúrese de que podrá ejecutarlo con facilidad. En este sentido:

  • Verifique que el aval es ajustable a “a primer requerimiento” y que el avalista renuncia a los beneficios de “orden, división y excusión”. de esta forma, bastará una notificación frente al avalista para obtener su cobro.
  • Compruebe también que las condiciones para ejecutar el aval quedan claramente definidas, de forma que no exista margen para que el avalista interprete si se han incumplido o no las obligaciones del deudor (si existe ese margen, podría discutir el incumplimiento y no pagar).

Si uno de sus deudores va a garantizarle un pago con un aval, nuestros abogados verificarán que su redacción sea clara y permita un cobro rápido y sin problemas.